sexta-feira, 4 de abril de 2014

El tiempo, mis amigos

Fotografia de Francisco Mata Rosas

Saber que los amigos no necesitan tiempo
saber que son los mismos
y sin embargo ajenos
a aquéllos que lo fueran
cuando los años nuestros
nos brindaran su esencia
del ” compañero eterno ”

Pero vuelven, persisten
y son tiempo y castigo:
la edad no diferencia
la visión del amigo
Mi edad, tu edad, la suya
no son hitos brutales
que separan los míos

El tiempo
— nuevamente me enfrento con el tiempo —
es una forma dulce
del constante recuerdo

Saber que los amigos
son de mi voz el templo
Saber que ellos conmigo
me ayudan a lo eterno

Y entonces, cada día
se vuelve hacia el principio
de saber que un amigo
es una voz sin tiempo
José Luís Appleyard


Sem comentários:

Enviar um comentário